DIOS ES AMOR Y ES TODO

Actualizado: 11 may


DIOS es una inteligencia infinita que como un sol de AMOR INFINITO irradia su luz como la causa u origen de toda la existencia, la que va cambiando al manifestarse como las almas o luces de amor que permiten la existencia de cada ser individual durante algún tiempo en el mundo.


“El mundo es la manifestación del amor de DIOS en todo cuanto existe.”

Visto así, no es difícil comprender que todo es amor, manifestado en diferentes formas de cosas no vivas o inconscientes, de seres vivos parcialmente conscientes de sus entornos y de personas que podemos ser conscientes de ser amor, además de cuerpo y mente, el que debido al libre albedrío que poseemos, es manifestado en todas sus expresiones que van desde el ODIO hasta el AMOR INFINITO; o en estados de CONCIENCIA que van desde la VERGÜENZA a la ILUMINACIÓN, como lo imaginara David Hawkins, una persona que alcanzó el estado de SER HUMANO, estado en el que nos volvemos muy lúcidos y creativos, como les ha ocurrido a muchas personas en los momentos en los que su conciencia se identifica con su alma, y su mente se aclara.


Cada persona que se descubre como SER HUMANO, y todos lo podemos descubrir, puede testificar ser esa luz de amor diciendo con gran convicción desde lo más profundo del corazón:


“Yo soy un ALMA o luz de amor que entra en el mundo, crea y transforma cada partícula o célula de mi cuerpo, mente y conciencia, permitiéndole salir a lo que ya no tenga un propósito.”

Esa es la misma testificación de sí mismo que podría dar todo ser existente, si tuviera una conciencia pensante como la tiene toda persona, que es el único ser que puede darse cuenta de eso y expresarlo.


La conexión o el representante directo de esa luz de amor es la presencia, yo interior o CONCIENCIA que nos permite observar, pensar, crear, imaginar, lo mismo que manejar la mente y el cuerpo transitorios que somos durante nuestra experiencia humana.


Cuando toda persona logre darse cuenta de esta realidad tan elemental y simple de ser ALMA y PERSONA; es decir, SER HUMANO, las sociedades empezarán a ser mucho más prósperas y abundantes para todos, no tan solo para unos pocos, como lo han sido hasta ahora.


(Jak@ConcienciaAhora.com)