Mente universal y personal


Todo lo que un humano puede llegar a construir se ha encontrado previamente en su mente, pues lo primero para que pueda existir algo físicamente, es que haya habido un pensamiento previo que lo haya concebido.

Todos tenemos dos mentes, la mente personal con la que nos conformamos y la mente universal que infortunadamente desconocemos o tenemos parcialmente nublada.


La mente personal es la única que se nos manifiesta con imágenes generalmente distorsionadas de la realidad exterior; sin embargo, la mayoría cree que lo que ve en esa mente es la realidad y no es así.


Toda la realidad existe en la mente universal, que es una mente que todos poseemos, pero que desconocemos porque tan solo se manifiesta en el espacio mental de este momento cuando la conciencia está plenamente despierta. Pero como normalmente nuestra vida es manejada por egos que desconocen o evitan ese espacio mental, operamos y vivimos con la mente personal limitada.


Solamente cuando la conciencia está despierta podemos observar la realidad del mundo exterior en la mente personal; porque cuando la conciencia está dormida, la mente es manejada por egos y lo único que observamos es una realidad exterior distorsionada.

La mente universal se puede observar cuando uno se encuentra con la conciencia despierta en el espacio de este momento de la mente personal, entonces uno puede adentrarse al instante presente donde se abre mágicamente todo el contenido de la mente universal que incluye todas las posibilidades de lo que ha existido y de lo que puede llegar a existir, pues en esa mente universal no existe el tiempo.