TESTIMONIO DE AGRADECIMIENTO A UNOS MAESTROS ESPIRITUALES


Redescubrí mi REALIDAD ESPIRITUAL con la “Unificación de Isha.”


Me di cuenta de que solo existo en ESTE MOMENTO, que cada momento va dejando espacio para un nuevo MOMENTO PRESENTE y que su registro se va acumulando en las MEMORIAS DEL PASADO.


Entonces comprendí que el MOMENTO PRESENTE es lo único que existe, lo demás es como una película mental de mi EXPERIENCIA HUMANA.


¿Quién crea el momento presente?


Considero que lo crea Dios o el Amor. Yo tan solo participo en él con mi experiencia humana.


Como considero que todo lo que Dios crea es perfecto, puedo decir que este momento, mi experiencia humana y mi propio ser, somos perfectos. Por eso, digo a diario:


“Alabanza al amor por este momento en su perfección”
“Gracias al amor por mi experiencia humana en su perfección”
“Amor me crea en mi perfección”

Y me doy cuenta de que las demás personas también pueden redescubrir su realidad espiritual y darse cuenta de ser creadas perfectas al igual que yo. Entonces comprendo que todos estamos unidos en Dios y puedo también decir a diario:


“OM unidad”

Y al darme cuenta de lo anterior, veo con gran claridad que yo no debo criticar ni juzgarme a mí ni a nadie, porque todos somos creados como almas o presencias espirituales y eternas e iguales, hijas de Dios; que se manifiestan en el universo físico como seres diferentes por un tiempo limitado.


Yo me estoy manifestando como un ser que se da cuenta de estar vivo y de ser a la vez ALMA y PERSONA con cuerpo, mente y un YO o PRESENCIA interior.


El alma me permite existir como persona e ilumina mi mente para que yo pueda vivir una experiencia humana dichosa; y el yo interior, al que he decidido llamarlo CONCIENCIA, me hace funcionar muy bien en el mundo.


Como Persona poseo el libre albedrío de crear cosas en mi mente y en el mundo, y entre esas he decidido crear algunas presencias interiores o YO ARTIFICIALES que he considerado útiles para manejar diversas situaciones de mi vida.


Infortunadamente, esos YO ARTIFICIALES, a los que he decidido llamarlos EGOS, adormecen mi CONCIENCIA y bloquean la luz de mi alma; por eso, cuando mi vida es manejada por EGOS, mi mente se mantiene a oscuras y pierdo capacidad de observación. En esos momentos, como persona soy manejando por mi mente y no por mi conciencia.


Ahora que comprendo lo anterior, puedo hacer lo mejor posible para crear una vida buena, lo que solo se logra manteniendo la conciencia cada vez más despierta.