VOTARÉ POR EL MEJOR PARA PRESIDENTE DE COLOMBIA


A mis 76 años finalmente descubro y sufro en carne propia que la corrupción de nuestros líderes politiqueros es apenas una punta de iceberg del nido de ratas de las sociedades actuales que toca a una gran mayoría de políticos, curas, financistas, banqueros y demás individuos egoístas inconscientes, solo interesados en el poder y el dinero y no en la cooperación, el servicio y el despertar de la conciencia individual de todos los ciudadanos, que es el único camino hacia sociedades prósperas y abundantes para todos y no tan solo para unos pocos.


Conozco muy a conciencia las personalidades y trayectorias de los diferentes candidatos, y habiendo militado en el Nuevo liberalismo, antes del asesinato de Galán, cuando me percaté de la corrupción de muchos copartidarios y me retiré. Por eso puedo asegurar que RODOLFO HERNÁNDEZ será un presidente muy diferente y mejor que cualquiera de los demás aspirantes, aunque algunos aún tengan dudas de que él sea la alternativa ganadora para comenzar a salir de las confusiones presentes que perpetúan en el poder a personalidades ególatras inconscientes amigas de la corrupción.

Cualquier observador atento se puede dar cuenta de que la corrupción es un fenómeno social actual que entre todos debemos derrotar.

Consiste en sacar de los sitios de liderazgo a los pocos corruptos y aceptar que todos hemos sido responsables de la corrupción, puesto que hemos venido votando; la mayoría dejándonos engañar por manipulaciones y mentiras, o absteniéndonos de votar.


Esta vez todos podemos unirnos para hacer algo mejor, lo que consiste en que la mayoría de colombianos votemos por RODOLFO HERNÁNDEZ desde la primera vuelta, aunque sea comprar un futuro, que siempre es incierto; pero este caso con mejores luces para todos, porque renunciaríamos a una aparente fluidez de un presente que prácticamente está perdido en este momento.

No soy un loco ni un rebelde sin causa, sino un soñador en que sí podemos mejorar a nuestro querido país con el aporte de todos.

Quien entre otras cosas, cree en los grandes beneficios de no hablar falsamente de nadie para llegar a la presidencia, en la que mantendrá los principios de: NO MENTIR, NO ROBAR, NO TRAICIONAR Y CERO IMPUNIDAD.

Juan Adrián Karca (Jak@ConcienciaAhora.com)